La fisioterapia, como herramienta terapéutica, es imprescindible para abordar todo tipo de dolencias del aparato locomotor: contracturas, lumbalgias, ciáticas, tendinopatias, etc. Un conocimiento profundo de la fisiología nos permite entender los mecanismos de acción implicados en estos problemas. Gracias a ese conocimiento, abordarlos con terapia manual en combinación con la visión global que nos ofrece la psico-neuro-inmunología clínica, nos permite conseguir mejores resultados

El ejercicio físico, una alimentación adecuada y la liberación de emociones bloqueadas, son herramientas que tenemos en cuenta en consulta para mejorar la calidad de los tejidos, la postura y el dolor.